COLLAGE VITAE

‘He esparcido mis sueños a tus pies; písalos con cuidado, porque son mis sueños’. (William Butler Yeats)

IL Y A PAS DE PROBLEM

Posted by sinparardeviajar en enero 20, 2010

MOPTI===>TIMBUKTU: aprox 600Km

 

IL Y A PAS DE PROBLEME       

La salida está prevista a las 7h30.  El amarre de maletas  retrasa la partida.  Vann, nuestro chofer,  las  sujeta , como cada mañana, con unas cuerdas en el portaequipajes del todoterreno,  lo que demora el comienzo de los días. No importa. “Il y a pas de probleme”. Estamos en un país en el que el tiempo no existe y por extraño que parezca, en Africa los días  se estiran!  Sin reloj, desaparecen las prisas, la paciencia se intensifica y el mundo recobra su serenidad perdida. Son casi las 8 y seguimos en Mopti. Il y a pas de probleme. Qué mas da! Aprovechamos para discutir con los vendedores de la entrada del hotel y divertirnos como lo habíamos hecho hasta ahora (Raul  tiene incluso tiempo de sacar de su maleta el pantalón africano que le habían vendido la noche anterior y cambiarlo por uno de talla más pequeña) En Africa la espera no se traduce por un lapso de tiempo malgastado.  De ahi que, dentro del coche y a pesar del “retraso” , decidamos aplaudir la presteza de Vann.

Rumbo a la misteriosa y legendaria Timbuktu, avanzamos por caminos de fuego; pistas de  tierra roja ( laterita) y polvo,  constituidos de  socavones y badenes.

Tierra de fuego. La Laterita traza los caminos de BF y de Mali y propaga entre sus habitantes ( y entre los turistas como nosotros) un polvo enrojecido que se adhiere a la piel, la ropa...las fosas nasales

Los baches son de tal profundidad que Vann, un hombre de pocas palabras pero de mirada franca,  se detiene varias veces para atar la cuerda que se  desprende del portaequipajes. Sin perder de vista la sonrisa. “Il n’y a pas de probleme”.  Ningún evento acaecido durante aquellos 15 dias de periplo africano consiguió enturbiar la actitud amable y serena de Vann.

Los seche, lizam o asinyot ( en Tamasheq, idioma Tuareg) que nos habíamos comprado unos días antes en Mopti ( la Venecia de Mali) empezaban a sernos de utilidad. El turbante Tuareg  nos protege no solamente de los acuciantes 40 grados de sol cotidiano sino también y sobre todo, de la polvareda de las calles, mezcolanza de tierra, excrementos de animales,  plásticos y otros deshechos. Las nubes de polvo enrojecido penetran por las rendijas de las ventanas del coche. El seche se convierte en nuestro inseparable  compañero de viaje.

Nuestro Todoterreno japonés superó con brio todos los socavones y bádenes de las calles sin pavimentar, esquivó con gracia a cabras y vacas, y hasta alcanzó la misteriosa y legendaria Timbuktù sin averia alguna! una verdadera proeza!

.
 A las 13 horas alcanzamos el  transbordador que nos ayudaría a cruzar el rio Niger. Una etapa más de nuestro trayecto que nos recordaría el aislamiento en el que vive Timbuctú.

Tenemos suerte. Apenas unos minutos después,  nuestro todoterreno sube a la plataforma. Llegamos justo a tiempo;  parece ser que, por regla general, la espera suele ser interminable ( segùn lo que nos cuenta nuestro guia, Kaou, el transbordador tiene que aguardar la llegada de otros vehiculos y pasajeros hasta llenar la plataforma antes de partir )

 Aprovechamos nuestra travesía para degustar la enorme sandía que habíamos comprado en el mercado de Mopti el día anterior. Observamos la frondosa vegetación en las orillas del río y a las mujeres y niños de las aldeas lavando utensilios en el agua. En el transbordador  una escena atrae nuestras miradas:  un par de malienses acaban de extender una alfombrilla en dirección a la Meca. Es la hora del la oración o azalá (صلاة [ṣalāt], ‘plegaria, acto de devoción’) Se trata del segundo pilar del Islam. Todo musulmán debe rezar 5 veces al día.  En medio de la plegaria, uno de ellos extrae un movil del bolsillo de la tùnica de 2 piezas y se dispone a contestar una llamada. El cielo puede esperar.

 (Aunque Mali es un pais sin apenas bibliotecas, ni libros,en donde un escalofriante 74% de su población es analfabeta,  los teléfonos moviles proliferan! La tasa de crecimiento del sector de las telecomunicaciones es de un 7% por año)

Una hora después pisamos tierra firme. Apenas unos km y alcanzamos la legendaria Timbuktù. La etimologia de la palabra Tinbuktù parece que proviene del  TIN ( lugar en el que se extrae agua)-y BUKTU ( una mujer que vivió en la región y que cuidaba el pozo) También es conocida como la ciudad de los 333 santos.

Al detenernos enfrente de nuestro hotel, “La Maison”, miro sorprendida a Raul. Acaso ya estamos en la mítica Timbuktù?? No puede ser. Es como si hubiésemos llegado a un recóndito pueblo perdido en las puertas del desierto. Abandonado a su suerte. En donde la arena pinta las calles y conforma los pisos de los hogares. En donde la proximidad del desierto es un azote desolador.  

Esta primera imagen de “decepción” ( entre comillas porque es un sentimiento inexistente en nuestros viajes)    se desvanece y nos vemos sumidos en un  “depaysement” total.  Estamos en otro mundo. Alli donde no existe el alboroto. Es el lugar màs apacible de todo lo que hemos visitado por el momento en Mali.  La calma es moneda corriente.  

Ansiosos por recorrer las tranquilas calles de Timbuktù, salimos del hotel nada mas dejar las maletas. Sin embargo, un primer encuentro con los niños nos llena de desazón y no tardamos en comprender que nos encontramos en la region ( el norte de Mali)  màs golpeada por la miseria. Jamàs olvidaré aquellos niños cuyos rostros pintados de blanco por la arena dejaban asomar una mirada de tristeza . Acaso existe imagen  màs desgarradora que  la del semblante triste de un niño?   Los dos tienen los ojos infectados ( las infecciones oculares afectan al 80% de la población) , la piel de pies y piernas embadurnada por la tierra, las ropitas mugrientas , los vientres hinchados por los paràsitos…Las condiciones de vida de estos niños son lamentables.  Los datos del pais reflejan esta escalofriante realidad : la mortalidad infantil -especialmente en las aldeas-supera el 60%,  con una expectativa de vida e 35 a 40 años!!!

Avanzamos por los caminos de arena y  hogares de “banco” y las sensaciones se confunden en nuestro interior. El desierto se ha tragado la ciudad.  Y  ha apurado con todo. Paisaje desolador. Un grupo de adolescentes tuaregs nos sigue. Al principio creemos que es simple curiosidad por hablar con nosotros, pero pronto nos damos cuenta que  su interés principal es vendernos algunas alhajas tuaregs.   Intercambiamos saludos y les hacemos participes de nuestro encanto por su pais. Tienen 12 o 13 años. Son inteligentes y muy espabilados para su edad. Los que mejor hablan francés nos explican que van a escuelas privadas ( deben pertenecer a las pocas familias con recursos de la ciudad) Parece ser que los otros chicos que apenas balbucean el francés van a escuelas corànicas, en donde deben aprender el Coràn de memoria, aunque no comprendan el àrabe ni entiendan una palabra de lo memorizado hasta la mayoria de edad. Durante nuestro recorrido por la ciudad asistimos a una escena  cotidiana en las escuelas corànicas: una sala repleta de niños y adolescentes balanceàndose de arriba abajo con la tabla sobre la que están escritos con tiza los “surats” que deben aprenderse de memoria. No nos atrevemos a tomar fotos.

24,5% de niños presentan signos de desnutrición

  Al dia siguiente hacemos un tour de la “ciudad” con un guia local, quien nos enseña las placas conmemorativas expuestas en las casas de antiguos exploradores franceses e ingleses . Las viviendas de Timbuktù son de piedra caliza ( denominado Banco) y de estilo marroqui sudanés.  Sus puertas y ventanas , signo de distinción de la ciudad, evocan el legendario pasado  de  Timbuktù. Son señales de un ayer rebosante de  historia

 Visitamos la Mezquita de D’jingarey, Patrimonio de la Unesco desde 1988. Las mezquitas de Mali estàn elaboradas con barro,  por lo cual la restauración es obligatoria cada año tras la época de lluvias; En ella participa todo el pueblo.

En la Mezquita de Djingareiber

 

 Tambiné visitamos el  Ahmed Baba center, biblioteca que alberga 30 000 manuscritos antiguos (  incluso hay escritos de Avicena (980-1037) médico y filósofo persa de gran influencia en el pensamiento filosófico occidental.

ECOLE DE BASE MITIKI

Director: Almoustapha A. Dicko. A las 11h30 de aquel sabado llegamos a una de las escuelas privadas de Timbuktù. El director nos enseña las diferentes aulas y nos explica el sistema de enseñaza .  Todas las asignaturas son impartidas en francés y no estudian el inglés hasta los 13 años. Las aulas se encuentran en un estado deplorable. El espacio fisico da cabida a unos 15 alumnos y en ellas acogen hasta unos 45 alumnos! Numero irrisorio si se compara con los 150 alumnos por aula que estudian en las escuelas pùblicas. En el colegio De Base Mitiki los padres de los alumnos deben pagar 6 euros al mes para evitar la aglomeración de los recinto pùblicos y conseguir que su hijo/a tenga un lugar para sentarse, aunque sea en condiciones ínfimas

El director nos confirmó que necesitan sobre todo pupitres, pizarras, mapas y libros en francés.   Cualquier donación de material escolar seria la bienvenida. Basta con dirigirse al director de la escuela, Almoustapha A. Dicko, Direccion email:  ecoledebasemitiki@yahoo.fr  o ponerse en contacto con, Ann Van Malder de Tounga Tours , la agencia local con la que viajamos. Direccion email: info@toungatours.com

Las aulas son tiendas improvisadas en medio de un terreno de arena

En Timbuktù descubrí la noche estrellada del desierto. Nunca habia observado las estrellas tan cerca ( ni siquiera en Zahara de los Atunes) Parecía que se podían tocar con las manos gracias a la falta de alumbrado en las calles. Oceano astronómico inolvidable!!
 
DJENNE, la ciudad màs antigua del Africa subsahariana. Cada lunes se reunen en su mercado las diferentes etnias de Mali: los bambara, bobo,songhai, djerma, dogon, peul , malinké,mandinga, etc. Su  mezquita, la màs famosa de Mali, està fabricada con barro de la sabana, enriquecido con estiercol de vaca, paja, espinas de pescado y agua del Bani.

 

Vuelvo rebosante de aprendizajes,  anécdotas, y momentos inolvidables!!!

 

 
 
 
 

  EL PAIS DOGÓN
Africa se detiene. Respira. Observa.
Sus saludos largos y rítmicos son la prueba. 

Allí donde el tiempo no existe, la prisa es una desconocida. Los habitantes de las aldeas Dogón aprovechan cualquier encuentro para  interesarse por la salud, la familia y  el bienestar del otro. En el Pais Dogón,  saludarse es todo un ritual. La gente no se saluda con un simple “bonjour” o  un cortés “buen día”. Se trata de una retahíla de preguntas y respuestas con una entonación musical muy pegadiza  que paso a transcribir ( aunque para entender el ritual de los saludos habria que poder incluir en el texto la cadencia ritmica…):

Ohh seh-weh mah?’ (Como estás?)
‘Seh-weh.’ (bien.)
‘Ohh mara seh-weh mah?’ (cómo está su familia?)
‘Seh-weh.’ (están bien)
‘Ohh seh-weh dege-mah?’ (cómo ha sido su dia?)
‘Seh-weh.’ (bien, gracias)
‘Ohh mara seh-weh dege-mah?’ (cómo ha pasado el día su familia?)
‘Seh-weh.’ (Bien, gracias)

Durante nuestros 3 días de senderismo en el Pais Dogón, asistimos a muchísimos encuentros ceremoniales de este tipo:

En medio de las rocas de la falla de Bandiagara,  con los fardos en la cabeza, descalzas, y con el niño a cuestas , las mujeres se detienen. Saludan a nuestro guia Kaou, también dogón. Las ritmicas  preguntas solapan las acompasadas respuestas y viceversa.    Las frases se enlazan. La retahíla dura unos minutos. Comienzan a alejarse, al ritmo de los saludos,  hasta perderse de vista. En el espacio del encuentro un compás de palabras flota en el aire. Es el eco de la despedida.

 

En la aldea INDELU, situada en lo alto del acantilado de Bandiagara. Aqui pasamos la Nochevieja.

NIONGONO- primera aldea que visitamos en el Pais Dogon. Este poblado se encuentra en lo alto de un peñasco. Eramos los ùnicos turistas! Nos quedamos completamente extasiados al bajar del coche y observar tal hermosura de adobe.

AFRICA!  aunque te queden otros desafios por vencer, ya has ganado la batalla más dura: la del yugo del Tiempo. Te has desafanado de sus cadenas.  Sin embargo, el “toubabou” (el blanco) es todavía su esclavo. Desconoce la vida sin programarla, sin el control de las agujas del despertador, del reloj…Si supiéramos detenernos como tú lo haces y sonreír, nuestros días serían sin duda mucho más serenos y disfrutaríamos más del momento.  Los días se convertirían en un pausado fluir de la vida.

Pero la prisa nos domina y nos ahoga en la angustia del deber. Deber hacer, deber llegar, deber saber, deber “ser ” como las convenciones lo dictan… 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En medio de la sabana africana, como salido de la nada,  se alza el acantilado de Bandiágara, de unos 500 metros de altura y 150 km de longitud, En él vive la etnia dogón. Pueblo conocido sobre todo por su gran saber astronómico, por sus danzas de máscaras, y sus esculturas en madera.  Su dios, al que llaman AMMA (“tener apretado”),  dibujó el universo con agua antes de crearlo. Es representado con 266 imágenes. (Planeta Encantado)

Los Dogon son un pueblo sedentario, esencialmente agrícola, cuya vida està organizada entorno al acantilado de Bandiàgara. Sus aldeas se encuentran en lo alto o  al pie del acantilado; estàn aisladas y completamente alejadas unas de otras. De ahí que para visitarlas  sea necesario hacer senderismo (Trekking). Nosotros conseguimos visitar  8 aldeas en apenas 3 dias:

*Niongono: pequeña aldea en lo alto de un peñasco con increíbles vistas al acantilado de Bandiágara. Nos dejó realmente obnubilados. La aparición de aquel poblado de  viviendas de adobe y colores ocre en medio de la planicie es algo realmente espectacular. No hay palabras para describirlo. Hay que vivirlo. Esta primera imagen del Pais Dogon me confirmó que nos disponiamos a descubrir una de las  maravillas de este planeta ( y estaba en lo cierto)

*Djgnibombo: aldea en la que visitamos la primera Toguna o ” case à palabres”, lugar en el que los hombres discuten de los asuntos del poblado ( la entrada a las mujeres queda prohibida) La techumbre de baja altura está construida con una intención precisa: evitar que tras un enfado los hombres se levanten repentinamente y abandonen el recinto.

*Teli: pueblo troglodita. Casas colgantes. A media altura de la falla. Construidas en las cornisas de los acantilados. El conjunto de graneros alzados en la roca y sostenidas por palos y piedras es impresionante.   

*Ende: poblado desde el que se obeserva un prodigio de la naturaleza: una enorme roca completamente vertical en lo alto del acantilado.  

*Yabatalou: en lo alto del acantilado. Pasamos la noche con una familia. El jefe, GARIBOU, nos enseñó nada más llegar, todas las fotos que se había tomado con otros turistas, en las que posa, con seriedad y orgullo, ataviado con su traje típico y su rifle. Christine y yo nos tomamos una foto con él que después imprimimos con la  màgica impresora de S & C ( causó furor en Mali & BF)  Le escribimos una nota en francés y la pusimos junto con la foto en uno de sus tantos àlbumes de fotos. Se puso muy contento.

*Begnematou: situado en lo alto de la falla. En esta aldea conviven tres religiones: animistas, musulmanes y cristianos.

*Indelù: en lo alto del acantilado. La escarpada subida para llegar a este poblado nos llevó unas cuantas horas.  Pasamos la noche (era Nochevieja)  en el “campamento” con otros muchos turistas. Cenamos macarroni y pollo recién degollado (a unos metros de nuestra mesa) Imposible negar que ibamos a comer pollo fresco!

A pesar de que Raul y yo decidimos quedarnos a dormir en uno de los recintos cerrados del “campamento”( S & C quisieron quedarse en el techo) el viento golpeaba con tal fuerza que no pegamos ojo en toda la noche! Era nuestro tercer día en el País Dogón y la verdad es que nos sentíamos molidos. La ventisca azotaba todo a su paso, de ahí que amaneciéramos cubiertos de  tierra roja (en el recinto en el que dormimos la arena entraba por los resquicios de la ventana y de la madera que hacía las veces de puerta) Nos levantamos exhaustos.

Después de tomar el  desayuno (   pan,  mantequilla y  mermelada  fueron nuestros desayunos cotidianos) emprendimos el viaje hacia Segou. Dado que se encontraba de camino, preguntamos a Kaou si era posible visitar el famoso poblado de Songo, a tan solo un par de km del pais Dogon. Kaou aceptó y nos detuvimos a visitar las impresionantes pinturas rupestres realizadas por niños durante el ritual de la la circuncisión.

 *Songo:  Desde las cuevas la vista de la aldea es espectacular; al horizonte solo se ven graneros de adobe ! ( ver foto màs abajo)

Las rústicas condiciones en las que vivimos durante aquellos días nos hicieron apreciar como nunca algo tan simple como puede ser un sorbo de agua bien fría ( más aun teniendo en cuenta que estábamos a 40°C ! ) , una cama o  una ducha. Ya en Segou, nuestro sencillo hotel nos pareció de una comodidad extraordinaria.

Escarpada subida de camino a INDELU, poblado en lo alto del acantilado, donde pasariamos la noche

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: